El reloj del ayuntamiento vuelve a funcionar

No sabíamos muy bien el motivo pero la cuestión es que el reloj de nuestro ayuntamiento se estropeaba de un día para otro. El técnico había venido en numerosas ocasiones y siempre había encontrado un fallo diferente: que si el suministro eléctrico no era suficiente, que si el dispositivo era muy antiguo, que si tenía fallos en el engranaje interno…

Nosotros contábamos con el suficiente presupuesto como para proceder a su arreglo por lo que, todo lo que nos pidió técnico, se lo proporcionamos.

Sin embargo, pasaba el tiempo y el reloj seguía produciendo todo tipo de problemas relacionados. Por esta razón llegamos a un punto en el que, lamentablemente, nos decidimos a sustituirlo por un modelo mucho más moderno.

Cuando ya estamos a punto de hacerlo (de hecho hasta ya lo habíamos comprado) ocurrió algo completamente mágico, el reloj del ayuntamiento, el antiguo, empezó a funcionar de nuevo.

Aunque no nos guiamos demasiado de este pequeño milagro improvisado, de momento no lo hemos quitado. Lleva ya un par de semanas así pero estamos preparados para cuando falle y así poder sustituirlo por el nuevo.

Leave a Reply